Empoderamiento del papel de la comunicación interna

La comunicación interna siempre ha tenido un papel relevante para cualquier empresa, pero en los últimos tiempos ha ganado mayor relevancia. Su empoderamiento se ha materializado en la obtención de una importancia por la cual la comunicación dentro de la empresa es responsable de gran parte del buen funcionamiento de esta.

¿Por qué de este aumento de relevancia? ¿Tan importante es la comunicación interna? ¿Cuáles son los motivos que nos llevan a verlo?

Ayuda a que los empleados se sientan apreciados

En las empresas actuales confluyen personas de todo tipo de generaciones, incluidas profesionales que han nacido rodeados por una sociedad digital. Eso los convierte en nativos digitales, un tipo de persona muy distinta a las de décadas atrás, la cual está acostumbrada a estar conectada en todo momento, ya sea por la constante actualización en las redes sociales o por las herramientas de mensajería. Son individuos cuya satisfacción, en cierto nivel, depende del feedback, de sentirse que están conectados con el propósito de su labor y que no simplemente se dedican a hacer su trabajo.

A estas personas les gusta sentir que se les escucha, que tienen importancia dentro del organigrama de la empresa sin importar cuál sea su puesto de trabajo. Mantener actualizados a los empleados sobre los cambios, novedades o logros de la empresa, ayudará a que se encuentren motivados, a que tengan la sensación de formar parte de algo grande y a cumplir con su propósito laboral.

Este tipo de comunicación interna coloca a todos los miembros de la empresa, sin importar su puesto en la jerarquía, en el mismo grupo, accediendo a unos niveles de comunicación que les ayudan de forma considerable.

Crea un mejor perfil corporativo

Las comunicaciones internas deben contar con todos los departamentos e incluso con personas individuales que, en un momento dado, tengan algo que comunicar. Al estar abriendo las comunicaciones internas con flexibilidad y no solo limitarlas a los mensajes que envíe el responsable de recursos humanos correspondiente, se ayudará a que el perfil corporativo sea más satisfactorio.

Esto permite que, dependiendo del caso, un líder de departamento pueda informar a los empleados sobre determinada característica o novedad. Darles humanidad a esas comunicaciones también ayuda a derribar muros y a que los trabajadores de la empresa vean que forman parte de una gran maquinaria que sigue en funcionamiento gracias a que todos trabajan al unísono.

Permite controlar el descubrimiento de información

Uno de los mayores errores que puede cometer un departo de comunicación en la empresa es permitir que determinada información llegue a los empleados por vías no oficiales. Así es como se generan problemas, enfrentamientos o altos niveles de malestar entre el equipo. Por ello, es importante recurrir a los canales oficiales de comunicación interna cada vez que exista la necesidad de compartir algún tipo de información con los empleados, sea positiva o negativa.

Mantiene el significado del mensaje y aumenta la velocidad

En el pasado era común que el líder se comunicara con los responsables de departamento y que estos, a su vez, fueran los que transmitieran la información a sus empleados. Pero haciendo eso, lo que ocurría es que el mensaje original podía sufrir cambios o modificaciones dependiendo de la forma en la que lo hubiera interpretado cada uno de los líderes de división. A veces estos cambios en el mensaje podían estar influidos por los estados de ánimo personales o por las opiniones de cada uno de esos profesionales.

Por otro lado, no hay duda de que una comunicación interna sólida es un sistema mucho más rápido y eficiente, al llegar el mensaje de manera inmediata desde lo alto de la directiva y hasta cualquiera de los empleados que trabajan en la firma.

Construye la cultura de la empresa

La comunicación interna es el primer paso para conseguir que la cultura de la empresa llegue a todos los empleados y se pueda dar a conocer de una manera en la cual se comprenda con facilidad. No hay que olvidar que cada mensaje que se manda por parte de la empresa tiene implícita la cultura corporativa. Esto también se aplica a cada noticia que se publica, cada carta emitida hacia los trabajadores, artículo de blog y otro tipo de comunicaciones que se realicen emitidas por la empresa.

La cultura corporativa se aplica a todas las comunicaciones, y lo hace dejando una clara muestra del tono de la empresa, de sus valores y otros factores que representan la personalidad del negocio.

Ayuda a mantener la calma en las crisis

Las crisis en los negocios son frecuentes y pueden derivar en problemas que pongan a los equipos en serios aprietos. Cuando eso ocurre, la respuesta más natural es la de tener preguntas. Todo el mundo tiene preguntas y dudas en esos momentos de crisis en los que no se sabe qué está ocurriendo o qué ocurrirá. Mediante la comunicación interna, podemos asegurarnos de informar a los miembros del equipo, responder a las dudas a través de notas aclaratorias e incluso conseguir que aumente la moral de los trabajadores.

Eso sí, en momentos delicados siempre hay que tratar de optimizar la comunicación y hacerla no solo transparente, sino también en un tono suave que ayude a extender la sensación de calma.

Aumenta la transparencia

La idea que siempre debemos tener en cuenta cuando hablamos de comunicación interna es que utilizarla y hacer comunicados de una manera periódica o cuando se produzcan sucesos determinados, reforzará la transparencia de la empresa. Eso cuida nuestra imagen respecto a nuestros empleados, ayuda a eliminar cualquier fuente de rumores que pueda haberse generado y consigue elaborar un sólido perfil de confianza a todos los niveles.

2021-06-10T13:43:38+02:00