El mercado de trabajo tras la pandemia

La pandemia lo ha cambiado todo. En un abrir y cerrar de ojos ha llevado a que la sociedad se encuentre en un momento de tanta tensión que se tengan que tomar decisiones urgentes de última hora para salir adelante. La búsqueda de trabajo no volverá a ser igual, ni tampoco los puestos de trabajo que estarán disponibles. Todo cambia y la sociedad se tiene que adaptar a lo que significa para el mundo el cambio de estilo de vida y trabajo tras la terrible época del coronavirus.

¿Cómo está cambiando el mercado de trabajo tras la pandemia? ¿Cómo se adaptan las empresas a las nuevas exigencias para garantizar su supervivencia?

El teletrabajo como tendencia en expansión

Con la llegada del coronavirus se impuso la necesidad de garantizar la distancia de seguridad entre los compañeros de trabajo. Eso llevó a que se adoptaran medidas para extender la filosofía del teletrabajo y que se evitara el contacto entre profesionales, reduciéndose así las posibilidades de contagio. Todo tipo de empresas tuvieron que implementar políticas de teletrabajo urgentes para poder hacer frente al desafío que significaba introducir este nuevo método de asistencia laboral.

Hasta entonces, el teletrabajo había sido una necesidad que una gran cantidad de empresas se habían decidido a ir aparcando a la vista de que no parecían necesitarla para conseguir triunfar. Las compañías que ya estaban preparadas lo tuvieron más sencillo, pero al final todas han tenido que imponer algún plan de teletrabajo por exigencias de la situación actual.

El teletrabajo no acabará con el trabajo presencial, pero sí que impone a las empresas la necesidad de plantearse cambios. En algunos casos se está viendo cómo corporaciones del mundo entero hacen modificaciones en sus oficinas para poder ahorrar espacio a la vista de que el teletrabajo continuará en los próximos años. Aún sin necesidad de apostar por esta forma de trabajar, las empresas ven los aspectos positivos de confiar en el modelo. Por lo tanto, los edificios y oficinas irán reduciendo sus dimensiones para optimizar la inversión en esta materia y así proporcionar a la empresa la oportunidad de ahorrar dinero mes a mes.

Los perfiles más demandados por las empresas

Si para algo ha servido la pandemia ha sido para demostrar cuáles son los puestos de trabajo que van a tener una mayor demanda en la nueva era laboral en la que nos encontramos. Mientras hay empleos que se han visto muy afectados por la situación provocada por el virus, como es el caso de aquellos relacionados con la hostelería, el turismo o la cultura, otros sectores están en pleno crecimiento.

Así, las estadísticas confirman que todos los puestos laborales tecnológicos van a tener una mayor demanda. No solo porque las empresas se hayan visto empujadas a la transformación digital de la noche a la mañana en un duro golpe de realidad, sino porque también son funciones que se pueden realizar mediante teletrabajo. Eso garantiza un alto nivel de seguridad laboral, teniendo claro que, si vuelve a ocurrir algo parecido, serán empleos más fáciles de conservar que los relacionados con el turismo, la limpieza o la hostelería.

Dicho esto, los perfiles laborales que van a verse potenciados en los próximos años son los siguientes:

  • Expertos en ciberseguridad: El salto de las empresas a la nube y a la transformación digital requiere especialistas que garanticen que no haya riesgos.
  • Desarrolladores: Creadores de software, aplicaciones, entornos de trabajo y otro tipo de herramientas.
  • Especialistas en asistencia a ancianos y geriatría: Una crisis tan grave como la sufrida demuestra de forma extrema la necesidad que hay de cuidar mejor a los ancianos.
  • Personal sanitario: La pandemia también ha confirmado que nunca hay suficientes médicos, enfermeros y auxiliares de enfermería.
  • Investigadores de biotecnología: Todos los países necesitan desarrollar competencias que les permitan dar respuesta a la búsqueda de soluciones a enfermedades o infecciones.
  • Formadores tecnológicos: La transformación digital se ha convertido en protagonista en las empresas, pero no todos los empleados están preparados técnicamente.
  • Personal de almacén: El ecommerce ha sido la revelación en los últimos meses y para poder cubrir todos los pedidos necesarios es fundamental tener un buen equipo de almacén.

La formación será el pilar del crecimiento

La pandemia ha mostrado que quienes se han visto más afectados en el mercado laboral han sido las personas con poca formación y con puestos de trabajo no esenciales. Estos profesionales en sus respectivos campos son quienes han perdidos sus empleos y se han encontrado con más dificultades para encontrar un nuevo trabajo. Por ello, una de las próximas tendencias va a ser la de fomentar los cursos y procesos de formación internos por parte de las empresas. Esto ayudará a que los miembros de las plantillas puedan aumentar su preparación, su capacidad para desarrollar tareas y su aptitud en cuanto al acceso a distintos tipos de puestos de trabajo. Así, se fomentará la posibilidad de ascender dentro de la propia empresa y que los empleados puedan rotar entre distintos departamentos hasta encontrar una posición más satisfactoria

2021-06-10T14:01:47+02:00