Cambios en el modelo de selección tras la pandemia

Los procesos de reclutamiento después de la pandemia cambian de manera significativa tanto como se modifican muchas de las costumbres del mercado laboral. En especial, la selección se va a ajustar a las circunstancias actuales para continuar proporcionando a las empresas la oportunidad de conseguir el mejor talento.

Digitalización como motor de selección

En los últimos años la tecnología ya ha escalado posiciones para ser determinante en los procesos de selección, pero en la situación actual aún extiende más su presencia con la intención de simplificar este trabajo. La buena noticia es que los departamentos de recursos humanos del mundo entero ya habían venido adoptando herramientas digitales de forma reciente, por lo que la situación no les ha sorprendido tanto como ha ocurrido en otros departamentos.

Los procesos de selección van a ser más digitales y adaptarse a las tendencias del mercado, en las que se demanda hacer un trabajo se contratación rápido, pero, ante todo, eficiente. De esta forma, se van a tener en cuenta una serie de acciones dentro de los procesos de selección:

  • Uso de software que, en base a filtros, cribará a los candidatos para asegurar con inmediatez que están preparados o no para las exigencias del puesto.
  • Análisis de experiencia, ya que los especialistas de recursos humanos continúan buscando el mejor talento, aquel que no se puede descubrir con unos simples filtros. El detalle de la experiencia acumulada por un profesional puede ser determinante.
  • Investigación en redes sociales: Hace mucho que, desde recursos humanos, se fue más allá de la simplificación de valorar un simple currículo. Hoy día la presencia que tienen los candidatos en redes sociales es fundamental, ya que refleja la personalidad, la preparación y la predisposición de ese profesional para cumplir con la cultura corporativa.
  • Valoración de portafolios digitales: Otro de los cambios introducidos en tiempos recientes es la adopción de portafolios online que permiten a los seleccionadores comprobar la capacidad de los candidatos con ejemplos en profundidad de su trabajo precedente.

Perfiles multidisciplinares y flexibles

Otra de las novedades en el reclutamiento de personal va a ser la forma en la que van a ganar relevancia y puntos en las campañas de contratación, aquellas personas que tienen un perfil más versátil. Lo ocurrido en la pandemia ha demostrado que quienes han tenido más posibilidades de conservar sus trabajos han sido aquellos que se han podido adaptar a los últimos cambios y necesidades de sus empresas.

Por ello, las personas con capacidad multidisciplinar y amplia flexibilidad, que puedan ser un comodín en una situación crítica, serán quienes más miradas reciban de las personas al cargo de los procesos de selección. En este sentido, las propias empresas abrirán una ventana a que sus empleados, tanto nuevos como los que ya estén en plantilla, puedan mejorar su formación y conseguir nuevos conocimientos y capacidades.

Adaptación de los encuentros para un formato digital

El salto al terreno digital también se está produciendo en el final de los procesos de selección. Si bien con anterioridad era común recurrir a medios digitales para hacer la criba de los empleados y alcanzar una pequeña selección a la que se entrevistaría en las oficinas, ahora todo pasa a estar gestionado desde la red. La importancia de apostar por las comunicaciones a distancia, pero sobre todo la disponibilidad de herramientas avanzadas que permiten tener el mismo contacto que si se estuviera en vivo, facilita que estos procesos resulten más rápidos y efectivos.

En algunos casos no se producirá un encuentro en vivo hasta el momento de la firma del contrato y en algunas empresas ni siquiera va a existir esa primera visita a las oficinas. Al tener la capacidad de firmar los contratos online digitalmente, el empleado podrá estar teletrabajando en cuestión de horas e integrado en la empresa gracias a las distintas herramientas digitales colaborativas que se usen en la misma.

Gestión social a distancia de los empleados

Desde el momento en el cual un nuevo trabajador pase a formar parte de la plantilla, el equipo de recursos humanos continuará haciendo un trabajo de gestión digital de su aportación. La nueva situación exige introducir modelos de gestión social que velen por el beneficio del empleado a distancia y que este, por mucho que no se encuentre físicamente en el entorno corporativo, pueda disfrutar de las mismas ventajas y buenas sensaciones que todos los demás empleados.

Algunas empresas, que decidieron abandonar el uso de oficinas de forma absoluta para pasar a un trabajo en la nube, saben bien que el teletrabajo no tiene que ser sinónimo de abandono. Los empleados necesitarán guía, supervisión y un vínculo que les mantenga atados psicológicamente a la empresa. Esto garantizará que se obtendrán los mejores resultados y que el trabajador recién contratado se integrará de una manera exitosa entre sus compañeros de empresa.

A diferencia de lo que se pueda imaginar, estos cambios en los procesos de selección que se integran motivados por el efecto de la pandemia, no dejarán de utilizarse a medida que la situación mundial vuelva a la normalidad, sino que se convertirán en el estándar. Y el proceso evolutivo del reclutamiento no dejará de cambiar y evolucionar en este punto. El futuro, una vez más, estará lleno de cambios.

2021-08-10T11:26:41+02:00