Automatización en los procesos de selección

La automatización de los procesos de selección se ha posicionado como una de las mayores tendencias de la búsqueda de empleados a la vista de los grandes beneficios que proporciona. Para ello se utilizan herramientas y sistemas avanzados que permiten ahorrar trabajo a los profesionales del reclutamiento y, al mismo tiempo, proporcionar a las empresas unos mejores niveles de rendimiento.

No se trata de un progreso que tenga que amenazar a los reclutadores y especialistas en headhunting, sino que es una buena forma de ahorrar tiempo y explorar las mejores oportunidades.

¿Cómo funciona la automatización en el reclutamiento?

El automatizado del proceso de reclutamiento consiste en distintos pasos que, a través del soporte de software especializado, simplifican la tarea de conseguir el mejor talento para la empresa. Una vez configurados los parámetros del software dependiendo de las exigencias de nuestro negocio, solo habrá que pasar por el mismo los perfiles de los candidatos y dejar que el programa se ocupe. Este hará una primera criba y eliminará los currículos de aquellos perfiles que no encajen con los parámetros que hayamos marcado previamente. De esta forma, se comenzará a simplificar la tarea de manera eficiente.

A partir de este punto, la automatización del reclutamiento podrá ir más o menos lejos dependiendo del programa que se esté utilizando en cada caso o de las necesidades de la empresa. Por ejemplo, algunos softwares se pueden programar para que vayan cribando en distintas rondas, incorporando más parámetros de exigencia en cada una de ellas. Eso hará que, llegados un punto determinado, el programa se haya quedado solo con una serie de, por ejemplo, cinco candidatos. Con esa pequeña selección de empleados, el reclutador humano podrá tomar el relevo y terminar el trabajo.

En otros casos, el propio programa se ocupa de comunicar a los candidatos que han avanzado a la última ronda y que están siendo evaluados como posible candidatura definitiva al puesto. De manera paralela, el programa también puede actuar para informar a quienes se han quedado en el camino que no han pasado la prueba, pero que, por supuesto, se agradece su participación.

La profundidad y nivel de responsabilidad que se deje en manos de los programas dependerá de las personas que estén al frente del departamento de recursos humanos de la empresa en cuestión.

Ventajas del reclutamiento y selección automática

Se pueden ver una serie de motivos claros por los que introducir este tipo de sistema en nuestro negocio será algo beneficioso:

Optimización de los procesos

Por supuesto, es el factor fundamental. Todo gana en velocidad y sencillez para quienes se ocupan de los departamentos de recursos humanos. Ese tiempo y energía que los profesionales dedicaban antes a la revisión de currículos, ahora lo pueden poner en otras tareas. Solo hay que configurar el software de manera sencilla y, a partir de ahí, dejar que este se ocupe de hacer todo el trabajo duro.

A fin de optimizar el cribado, es posible introducir una serie de palabras claves que hagan trabajo de corte, exigencias, experiencia u otras características en las que los candidatos tendrán que destacar. Según estadísticas, los profesionales de recursos humanos pueden invertir horas de su tiempo para revisar decenas de currículos y desechar el 90% de ellos. Todo ese tiempo se les acaba escapando de las manos sin un resultado que se materialice de una forma productiva. Por ello, el disponer de estos programas es tan conveniente.

Datos más completos

En muchas ocasiones, al hacer procesos de reclutamiento de forma manual, no se aprovechan todos los datos que entran en la empresa por medio de los candidatos. Esos datos son información valiosa que se podría utilizar de forma interna de distintas maneras, pero que queda desaprovechada porque no compensa que un profesional de los recursos humanos dedique días a su recopilación y análisis.

No obstante, los programas de reclutamiento analizan y estudian esos datos de una manera automática. Al final, esto se materializa en un ROI (retorno de la inversión) más elevado para nuestro negocio.

Satisfacción para los candidatos

Tal y como mencionábamos antes, los programas de reclutamiento pueden mantener informados a los candidatos acerca del estado del envío de su currículo. Esto agiliza los procesos y, sobre todo, ayuda a que sea fácil saber con velocidad si han pasado las pruebas, si su perfil no encaja con lo que busca la empresa o si tienen características interesantes que puedan ser estudiadas. En los procesos manuales, los márgenes de tiempo son mucho más largos y se deja más en vilo a los candidatos, que incluso en muchos casos ni siquiera reciben una respuesta.

Desventajas del reclutado automático

De todas maneras, también hay que tener en cuenta aspectos negativos del uso de este tipo de software, no necesariamente relacionados con que puedan resultar una amenaza con los puestos de trabajo dedicados a los recursos humanos (ya que, como hemos dicho, son un soporte y no un sustituto del juicio humano).

Engaño al software

Una vez los candidatos están habituados a “enfrentarse” a este tipo de sistemas de reclutamiento, desarrollan conocimientos que les ayudan a avanzar con más eficacia en los procesos de selección. Utilizan palabras clave con las que saben que obtendrán un buen recibimiento, ocultan aquello que puede hacer que pierdan puntos y enfatizan lo que les puede impulsar. Es posible que esa preparación de las candidaturas no juegue a favor de los beneficios del negocio y que se omitan aspectos que serían claras luces rojas para un reclutador humano.

Pérdida de gran talento

Al mismo tiempo, hasta que estos sistemas se estandaricen más, habrá muchos candidatos que no sabrán cómo preparar su currículo de manera que los programas puedan analizarlos con eficacia. Esto puede llevar a que personas de gran talento se queden fuera de los procesos de selección porque hayan cometido errores en el currículo o no hayan sido claros con las especificaciones de los datos que se solicitaban. Lo que un humano puede ver como una señal de grandeza, el software no será capaz de apreciarlo.

El futuro de la automatización de la selección

Los desarrolladores de software siguen trabajando para que este tipo de herramienta evolucione y sea capaz de ofrecer mejor rendimiento y más prestaciones. En un futuro no muy lejano se espera que estos programas no solo hagan cribas, seleccionen y organicen datos, sino que incluso se puedan poner en contacto con los candidatos por medio de chatbots.

Eso implicaría que los finalistas de un proceso de contratación podrían plantear sus dudas e inquietudes a los chatbots para resolver cualquier problema que pudieran tener. También sería una forma de entrevistar y tener un tú a tú no presencial con los posibles nuevos empleados del negocio. Posteriormente, un humano podría releer los logs para ver cómo ha sido la conversación, ganando mucho tiempo en el proceso. El futuro está lleno de posibilidades para los reclutadores.

2021-04-15T23:29:53+02:00